Terapia Centrada en la Compasión en Centros de Salud Mental

La Terapia Centrada en la Compasión produce mejoras significativas en grupos transdiagnósticos de adultos que reciben atención de los equipos comunitarios de salud mental. Dado el elevado número de derivaciones al servicios de psicología clínica, las intervenciones grupales de CFT pueden suponer una mejora del uso eficiente del tiempo de los terapeutas, lo que ayudaría a reducir la presión de las listas de espera y reducir el estigma y aislamiento social de los pacientes.

Eficacia de la Terapia Centrada en la Compasión

La Terapia Centrada en la Compasión (CFT), basada en la teoría del apego, la teoría de la evolución, la evidencia neurocientífica y una comprensión de la compasión que tiene sus raíces en la filosofía budista, es una terapia multimodal con un enfoque especial en la vergüenza y la autocrítica (Gilbert, 2014).

En muestras clínicas y ensayos aleatorios controlados, la CFT ha demostrado resultados prometedores en psicosis (Braehler et al., 2012), trastorno por atracón (Kelly y Carter, 2015), daño cerebral adquirido (O’Neill y McMillan, 2012), depresión y ansiedad (Noorbala et al., 2013), trastorno de estrés postraumático (Beaumont, Galpin y Jenkins, 2012), así como en grupos transdiagnósticos (Cuppage et al, 2018). 

Utilidad Clínica de la CFT en Equipos de Salud Mental

Los grupos de CFT también han demostrado su eficacia en pacientes que se encuentran bajo el cuidado de equipos comunitarios de salud mental. Así, en pacientes diagnosticados de esquizofrenia y trastorno bipolar, se observan mejoras en vergüenza, autocrítica, comportamiento sumiso, depresión y ansiedad (Judge, Cleghorn, McEwn y Gilbert, 2012); mientras que, en pacientes diagnosticados con trastorno de personalidad, mejoran la comparación social, vergüenza externa, yo odiado, yo tranquilizador, depresión y estrés (Lucre y Corten, 2013).

En entornos hospitalarios de pacientes internos, un grupo CFT de 4 sesiones demostró una reducción significativa del malestar y un incremento significativo de la calma. Estos resultados llevaron a los autores a concluir que los grupos transdiagnósticos de CFT son factibles y bien recibidos en unidades de pacientes agudos (Heriot-Maitland, Vidal, Ball e Irons (2014).

En un hospital de alta seguridad, un grupo de CFT de 10 semanas dirigido a varones adultos diagnosticados de esquizofrenia y trastorno bipolar mostró mejoras significativas en depresión y autoestima, cambios moderados en comparación social, y un pequeño cambio en las medidas de vergüenza (Laithwaite et al., 2009).

Asimismo, una revisión sistemática de la literatura científica permite concluir que la CFT muestra ser una intervención prometedora para los trastornos del estado de ánimo, y en particular para las personas con altos niveles de autocrítica (Leaviss y Uttley, 2015).

El objetivo del estudio de McManus,et al.,(2018) fue evaluar la utilidad y eficacia de la CFT (16 sesiones semanales de 2 horas) en un grupo transdiagnóstico de adultos con problemas graves y duraderos de salud mental que presentaban niveles elevados de vergüenza y autocrítica, y que recibían atención por parte de 6 equipos comunitarios de salud mental en una gran ciudad de Inglaterra. Los diagnósticos primarios obtenidos de las historias clínicas incluían: esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno depresivo, trastorno de la personalidad emocionalmente inestable y como diagnóstico comórbido, (trastorno de pánico, trastorno de ansiedad generalizada, dependencia de alcohol y reacción de duelo).

16 sesiones de este grupo CFT transdiagnóstico

1.     Psicoeducación. ¿Qué es la Terapia Centrada en la Compasión (CFT)? Evolución del modelo;  los tres sistemas de regulación emocional; definición de vergüenza, autocrítica y compasión

2.     Motivación. Etapas del cambio y superación de miedos y bloqueos

3.     Mindfulness y el ritmo de respiración calmante

4.     Elaboración global – formulación CFT

5.     Sesión individual – formulación CFT

6.     Imaginación: imagen de lugar seguro, color compasivo

7.     Imaginación: Compasión hacia los demás

8.     Imaginación: Desarrollo de tu yo compasivo

9.     Imaginación: Tu yo compasivo ideal

10.   Pensamiento compasivo (1)

11.   Pensamiento compasivo (2

12.   Escritura de la carta compasiva (1)

13.   Escritura de la carta compasiva (2)

14.   Conducta compasiva (1)

15.   Conducta compasiva (2)

16.   Sesión final y revisión

Resultados del estudio

El análisis cuantitativo de los resultados pone de manifiesto que, entre el inicio y el final de la implementación del programa, se observan mejoras significativas en autocompasión, autoconfianza y autoeficacia, y reducciones significativas en autocrítica y vergüenza. Se incrementa el nivel de confianza en la propia capacidad para enfrentarse a las dificultades que suelen influir en su vida, en dos ámbitos esenciales:

Cuando las cosas van mal:

  • Aumenta el sentimiento de seguridad;
  • Disminuye la percepción del yo inadecuado (centrado en la inadecuación social);
  • Disminuye el odio hacia uno/a mismo/a(centrado en el deseo de herir o perseguir al yo);

Ante el sufrimiento o los sentimientos de inadecuación:

  • Aumenta la autocompasión, la humanidad compartida y la atención plena;
  • Disminuyen las formas de responder enjuiciándose y condenándose a uno/a mismo/a;
  • Disminuye el sentimiento de aislamiento;
  • Disminuye la sobreidentificación.

Comentarios de los participantes

El análisis cualitativo de la experiencia pone de manifiesto que los participantes valoran de forma positiva el contenido del curso y lo recomendarían a cualquier persona con problemas de salud mental. De forma más detallada, manifiestan que el grupo de CFT ayuda a regular las emociones, las amenazas reales o imaginarias y los días malos, favoreciendo interacciones sociales más comprensivas y compasivas. Algunos participantes destacan:

  • El curso ha supuesto una gran diferencia en mi vida;
  • Ha sido el período más largo en que he estado bien y he permanecido fuera del hospital;
  • He aprendido a ser más consciente;
  • He aprendido mucho sobre cómo sentirme con mis emociones, cómo ser más amable y considerado/a conmigo mismo/a y cómo aceptarme por lo que soy;
  • He aprendido ejercicios que utilizo en la vida diaria y que me han ayudado a superar los días malos.
  • CFT me ha dado acceso a emociones de las que estaba conscientemente aislado y un método para ser más amable y considerado conmigo mismo. 
  • CFT no solo brinda compasión por uno mismo, por extensión, dicha terapia se extiende a la sociedad en general. Al ser capaz de lidiar con amenazas reales o imaginarias con compasión, espero poder interactuar mejor con las personas con comprensión y compasión.
  • Encontré que las imágenes compasivas y la escritura compasiva de cartas son técnicas realmente útiles para ayudar a mantener mi salud mental. Recomendaría este grupo a cualquier persona con problemas de salud mental.
  •  Realmente recomendaría la Terapia Centrada en la Compasión. Es un gran compromiso pero vale la pena. Ha hecho una gran diferencia en mi vida. No es fácil hacer cambios, pero el grupo ha sido un gran apoyo en todo momento. No estaba muy seguro acerca de seguir la terapia grupal en lugar de la individual, pero ahora siento que es un enfoque terapéutico fantástico.

Resumen y Conclusiones

Las mejoras significativas observadas en autocompasión, autoconfianza, autoeficacia, las reducciones significativas en autocrítica y vergüenza, así como los comentarios positivos de los participantes sobre el contenido del curso y el proceso grupal sugieren que la CFT es una intervención factible y aceptable para clientes con diferentes diagnósticos psiquiátricos (entre los que se incluyen problemas de salud mental complejos y de larga duración), como parte de la atención de los equipos comunitarios de salud mental. Asimismo, cabe destacar que la CFT como intervención grupal tiene el potencial de reducir el estigma y el aislamiento social de los clientes, así como aliviar la presión de las listas de espera.

Asimismo, dado el elevado número de derivaciones al servicio de psicología clínica dentro de los equipos comunitarios de salud mental, las intervenciones grupales de CFT pueden suponer una mejora del uso eficiente del tiempo de los terapeutas, lo que ayudaría a reducir la presión de las listas de espera y reducir el estigma y aislamiento social de los clientes.

Teniendo en cuenta que los miedos y bloqueos a la compasión constituyen una parte fundamental y central del trabajo de la CFT y una de las principales razones de abandono del curso, entre las directrices futuras se recomienda la preparación individual de los participantes para abordar con más detalle los miedos y preocupaciones sobre la compasión, garantizándose de este modo su idoneidad para formar parte del grupo CFT.

Fuente:

McManus, J., Tsivos, Z., Woodward, S., Fraser, J., y Hartwell, R. (2018). Compassion Focused Therapy Groups: Evidence from Routine Clinical Practice. Behaviour Change, 35(3), 167-173. doi:10.1017/bec.2018.16

Referencias :

Beaumont, E.A., Galpin, A.J. y Jenkins, P.E. (2012). Being kinder to myself: A prospective comparative study, exploring post-trauma therapy outcomes, for two groups of clients, receiving either cognitive behaviour therapy or cognitive behaviour therapy and compassionate mind training. Counselling Psychology Review, 27, 31-43.

Braehler, C., Gumley, A., Harper, J. Wallace, S., Norrie, J. y Gilbert, P. (2012). Exploring change process in compassion focused therapy: Results of a feasibility randomized controlled trial. British Journal of Clinical Psychology, 52, 199-214.

Cuppage, J., Baird, K., Gibson, J., Booth, R., y  Hevey, D. (2018). Compassion focused therapy: Exploring the effectiveness with a transdiagnostic group and potential processes of change. British Journal of Cinical Psychology57(2), 240–254. https://doi.org/10.1111/bjc.12162

Gilbert, P. (2014). The origins and nature of compassion focused therapy. British Journal of Clinical Psychology, 53, 6-41.

Heriot-Maitland, C.,Vidal, J.B., Ball, S. e Irons, C. (2014). A compassion-focused therapy group approach for acute impatients: Feasibility, initial pilot outcome data and recommendations. British Journal of Clinical Psychology, 53, 78-94.

Judge, L., Cleghorn, A., McEwn, K. y Gilbert, P. (2012). An exploration of group-based compassion focused therapy for a heterogeneous range of clients to a community mental health team. International Journal of Cognitive Therapy, 5, 420-429.

Kelly, A.C. y Carter, J.C. (2015). Self-compassion training for binge eating disorder: A pilot randomized controlled trial. Psychology and Psychotherapy: Theory, Research and Practice, 88, 285-303.

Laithwaite, H.L., O´Hanlon, M., Collins, P., Doyle, P., Abraham, L., Porter, S. y Gumley, A. (2009). Recovery after psychosis (RAP): A compassion focused therapy programme for individuals residing in high security settings. Behavioural and Cognitive Psychotherapy, 37, 511-526.

Leaviss, J. y Uttley, L. (2015). Psychotherapeutic benefits of compassion-focused therapy: An early systematic review. Psychological Medicine, 45, 927-945.

Lucre, K.M. y Corten, N. (2013). An exploration of group compassion-focused therapy for personality disorder. Psychology and Psychotherapy: Theory, Research and Practice, 86, 387-400.

Noorbala, F., Borjali, A., Ahmadian-Attari, M.M. y Noorbala, A.A. (2013). Effectiveness of compassionate mind training on depression, anxiety, and self-criticism in a group of Iranian depressed patients. Iranian Journal of Psychology, 8, 113-117.

O’Neill, M. y McMillan, T.M. (2012). Can deficits in empathy after head injury be improved by compassionate imagery? Neuropsychological Rehabilitation, 22, 836-851.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar